jueves, 30 de octubre de 2014

Lentejas con setas y sobrasada



Aunque al pensar en sobrasada una no pueda evitar salivar imaginando una buena rebanada de pan tostadito untado generosamente con sobrasada  -de cerdo negro, a poder ser-. Pero lo cierto es que es un producto bastante versátil en la cocina siempre que demos con una de calidad, y eso se nota al meterla en la sartén o en un guisado.
Si inmediatamente nos encontramos ante un mar de grasa o no encontramos rastro de estos trocitos de sobrasada en ese arroz caldoso o estofado, sabremos que de esa marca más nos vale no volver a comprar, pues no, no todos en Mallorca tenemos una tía que hace matanza –para mi desgracia-


Yo no puedo participar en el concurso #HoySobrasadadeMallorca -no quedaría muy bien siendo parte organizadora junto a Manu Ruiz y Caty Pol- pero llevo semanas madurando esta receta que por fin os traigo hoy.


Se puede participar en #HoySobrasadadeMallorca hasta el próximo 14 de noviembre de 2014 y no conviene que os lo penséis mucho, ya que hay un viaje de fin de semana a Mallorca, Sobrasada de Mallorca y libros de cocina con sobrasada para las recetas publicadas en blogs y un sorteo de 25 libros para los que publiquen sus platos con sobrasada en la página de Facebookdel Consejo Regulador Sobrassada de Mallorca o en Instagram con el hastag #HoySobrasadadeMallorca. Podéis consultar las bases aquí.




Para 4 personas
500g de lentejas pardinas cocidas
7 setas shiitake pequeñas
14 (aproximadamente) setas shimeji marrones
2 níscalos grandes
65g de Sobrasada de Mallorca
1 manzana verde
1 cabeza de ajos
1 cebolla mediana
Sal
Aceite de oliva
1 litro de agua

 
Limpiamos bien los níscalos cogiéndolos con el pie hacia abajo y dando golpecitos secos con la yema de los dedos para que expulsen los restos de tierra, hojarasca… les pasamos un papel de cocina por la superficie del sombrero. Cortamos la base del pie, lo cual no significa quitarlo entero, sino lo justo para eliminar la zona herida del corte, que suele estar un poco más reseca y oxidada que el resto.
El pie -aunque suelen venderlos cortados al ras- lo cortamos y reservamos. Cortamos la seta a tiras gruesas.
Tanto el shiitake como las shimeji suelen venir limpias e inmaculadas, así que directamente pasamos a cortarles la base del pie. A los shiitake les cortamos los pies como a los níscalos y a las shimeji también, pero a media altura para no quitarles la gracia y los reservamos. Las primeras las cortaremos por la mitad y las segundas simplemente las separaremos entre ellas.
En la cazuela donde vayamos a cocinar las lentejas, ponemos un chorrito de aceite de oliva a calentar y, a fuego vivo, rehogamos las setas shiitake, shiimeji y níscalos con una pizca de sal y sin dejar de remover. No tardaremos más de un minuto, en seguida perderán la tersura.
Las retiramos de la cazuela y reservamos.
Pelamos la cebolla, la cortamos por la mitad y pasamos bajo el grifo frotando la cara del corte con los dedos –en teoría lloraremos un poco menos- y la picamos fina.
Pelamos la manzana, le quitamos el corazón y la cortamos a cuadraditos pequeños.
En la cazuela donde hemos sofrito las setas, volvemos a poner un chorrito de aceite de oliva –las setas habrán chupado prácticamente todo el que habíamos puesto-, añadimos la cebolla y sofreímos a fuego moderado. Cuando empiece a estar blandita, añadimos los pies de los níscalos, shiimeji y shiitake, ponemos otra pizquita de sal y removemos para que se vayan integrando todos los ingredientes y que no se nos vaya a pegar.
En el momento en que la cebolla esté totalmente transparente, agregamos los cubitos de manzana vamos removiendo sin parar y cuando éstos empiecen a tomar un poquito de color, le llegará el turno a las lentejas, el agua y la cabeza de ajos.
Removemos bien y dejamos cocer unos 30 minutos a fuego moderado. Si nos gustan las lentejas espesas, con la olla destapada. Si nos gustan más líquidas pues con la tapa puesta para que no se evapore el agua.
Mientras, cortamos 65 gramos de sobrasada en cubos.
Pasada la media hora de cocción, finalizamos el plato añadiendo las setas y la sobrasada. Corregimos de sal y dejamos cocer otros 15 minutos.
Las servimos acompañadas por unos buenos envinagrados y si os gusta el picante como a mi unas gotitas de Salsa Valentina o Salsa Tajín en polvo serán la cuadratura del círculo.

 

 

6 comentarios:

  1. Buenos dias de lunes, #HoySobrasadadeMallorca, me encanta este concurso y te dejo mi receta, gracias Lydia

    http://lacocinadelascasinas.blogspot.com.es/2014/11/rollitos-primavera-fusion.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marga!

      Gracias por compartir con nosotros estos rollitos de primavera que más de fusión ¡son de impresión!
      Me alegra mucho que te hayas decidido a participar en el concurso, es mi primera experiencia y estoy de los nervios...

      Besos y suerte

      Eliminar
  2. Ehhhhhh ¡¡¡ Lydia, no vale hacer la competencia jaaaa¡¡¡¡ menudas lentejas te has marcao ¡¡¡ geniales.
    Yo estoy en ello #HoySobrasadadeMallorca
    Bsss desde Almeria

    ResponderEliminar
  3. ¡Gracias Lola, a ver con qué plato nos sorprendes tú!

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Que receta más original, desde luego que la sobrasada nos da mucho juego, ¿verdad?

    Yo participo en #HoySobrasadadeMallorca, aquí tienes mi aportación http://elplacerdemicocina.blogspot.com.es/2014/11/whoopie-pie-de-parmesano-y-frosting-de.html

    Saludos desde Madrid

    ResponderEliminar

¡Gracias por visitar Un hervor!