viernes, 30 de mayo de 2014

Pak choi aliñado


La sencillez de este plato ha hecho que me lo haya pensado mucho antes de decidir si incluirlo en el recetario de Un hervor porque a veces tengo la sensación de que al otro lado de las pantallas todos esperan de una propuestas, además de ricas, sorprendentes e imaginativas y no unas simples verduras hervidas.
Pero contra más pruebo estos pak choi más me gustan y más necesidad tengo de compartirlos, pues son suaves y delicados y, con un toquecito del aliño de aceite de oliva junto a la soja y limón, se convierten en sabrosos también.


El pak choi es una variedad oriental de la familia de las coles – también se le llama bok choi o paksoi- solo que la textura una vez cocida es más similar a la de la acelga o espinaca y el sabor no recuerda para nada al de sus primas las coles mondas y lirondas.
Se encuentran con relativa facilidad en los mercados y, por supuesto en tiendas de alimentación china.
Al comprarlos conviene fijarse en que las hojas estén tersas y que estén bien prietos. Por otra parte, el tiempo de cocción varía mucho dependiendo de si están más o menos tiernos, pero en general están mejor tras una cocción corta.



Para una guarnición para 4 personas
8 pak choi
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharadita de salsa de soja japonesa
1 cucharadita de  salsa Ninben tsuyu (si no se tiene a mano, añadir ½ cucharada de soja más)
½ limón en zumo
1 anís estrellado

En una olla, ponemos a hervir agua (que cubra unos 5 dedos) con un anís estrellado.
Entre tanto, lavamos los pak choi y, cuando rompa a hervir el agua, los introducimos enteros en la cazuela y hervimos.  El tiempo puede depender de factores como el tamaño, así es que si son pequeñitos en unos 5 minutos estarán listos. En todo caso, lo mejor es comprobarlo pinchando con una brocheta: en cuanto ésta se introduzca sin apenas hacer fuerza, sabremos que hay que apagar el fuego y escurrir inmediatamente.
Emulsionamos el aceite, limón, la soja y la salsa Ninben tsuyu y aliñamos los pak choi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por visitar Un hervor!