miércoles, 21 de diciembre de 2011

Mouse de chocolate con pepitas de cacao y crema Gran Duque de Alba

Pin It




Muchas veces es difícil conciliar el deseo de descansar el fin de semana con aprovechar el tiempo libre para preparar esos platos laboriosos y deliciosos que nos pide el cuerpo.
Pensamos en paellas y guisos “de domingo”, un buen pescado o una pierna de cordero dignos de un festivo, pero, muchas veces, algo tan sencillo como unos huevos fritos con patatas se convierten en ese plato objeto de deseo.
¿Cuántas veces, a punto de empezar a hacer la comida, se nos antoja un buen postre cuando ya no queda tiempo ni para bajar al Opencor?
En esa tesitura me encontraba hace unos días, cuando instintivamente decidí preparar este sencillo mouse que sobrepasó mis expectativas con creces.



Eso sí, he de reconocer que contar con una despensa surtida de ingredientes básicos ayuda a la improvisación. El hecho de disponer de chocolate, nata y huevos fue primordial, aunque muchos se sorprenderían con el resultado que se puede obtener con un polvorón o cachito de bizcocho olvidado, un culito de helado, así como alguna fruta deshidratada o fruto seco que acaban por convertirse en un “Especial de la casa”



 Para 4 copas
65g de Chocolate 75% cacao con pepitas de cacao
125ml de nata para montar
3 cucharadas de azúcar
1 cucharada de Crema Gran Duque de Alba
2 huevos

Separar las yemas de las claras.
Montamos las claras a punto de nieve.
Troceamos 2/3 del chocolate y el tercio restante lo picamos. Ponemos en un bol los trozos de chocolate y lo derretimos en el microondas a media potencia en intervalos de 30 segundos (unas 3 veces). Cuando está deshecho, lo sacamos y agregamos el picadillo de chocolate. Removemos bien y, cuando esté templado, agregamos las dos yemas del huevo y, seguidamente, poco a poco la crema de Gran Duque de Alba.
A continuación, mezclaremos con una lengua la salsa de chocolate con las claras montadas, poco a poco y con movimientos envolventes para que no pierda aire el mouse.
Distribuimos en copas individuales.
Montamos la nata. Cuando empiece a espesar, mientras batimos, iremos agregando el azúcar. Estará lista cuando las ondas de las varillas queden marcadas.
Introducimos la nata en una manga pastelera y distribuimos en una capa generosa sobre las terrinas de mouse.
Refrigeramos y ¡listo!

3 comentarios:

  1. Un mousse delicioso, para apaciguar las ansias del chocolate, a mi me entran muy a menudo, y es que soy apasionada de este alimento. Riquisimo que te ha quedado.
    Besos y Feliz Navidad.
    Lola

    ResponderEliminar
  2. Yo me quedo con los huevos fritos que es algo que como muy poquito y siempre me apetece, como toooodooo lo que lleva chocolate, jeje. Felices fiestas. Un besote

    ResponderEliminar
  3. ¡La chocoadicción afecta a más de los que pensábamos! ;-P

    Y también que por ser fritos dejemos a los huevos para "días especiales"...

    ¡Felices Fiestas a las dos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por visitar Un hervor!