lunes, 18 de julio de 2011

Chupachups de foie

Pin It



Muchas veces me ha pasado que veo alguna receta que me parece tremendamente atractiva y sencilla de hacer pero, curiosamente, no llego a preparar.

Es el caso de los bombones de foie. Siempre que veo una fotografía me relamo los bigotes pensando en dos de las materias que más me gustan unidas en un “mismo yo”, pero nunca se había dado la ocasión.
El azar en mi cocina juega un papel importante, pero a veces hay que forzar la situación y, por fin, los he preparado, catado y disfrutado.
Además, ha sido la ocasión perfecta para estrenar la sal de flores de Ibiza, que le dio no sólo un toque de color espectacular, sino también el punto justo de sal.
El primer día hice los bombones como si fueran trufas, con el micuit a temperatura ambiente y, a pesar de, en frío, darles un repaso rápido para alisar, no quedaron pulidas del todo, pues enseguida se reblandece el hígado.
El segundo intento preferí utilizar un molde de semiesferas de silicona, el cual rellené compactando bien con una cucharilla y alisando con una espátula. El resultado me gustó muchísimo, eso sin contar que es más "limpio". Antes de refrigerar les coloqué el palito -los de las minibrochetas-, lo cual evita que se agrieten.
Ambas veces previamente había aplastado el micuit (sin la grasa exterior) con una pizca de sal y pimienta negra recién molida.
Para la cobertura de chocolate derretí ¾ de la cantidad del chocolate en el microondas en golpes cortitos (20 segundos aproximadamente) removiendo cada vez -para evitar que se quemara- y añadiendo el resto del chocolate rallado al final. Con el propio calor del chocolate y removiendo, se acaba deshaciendo todo y perdiendo temperatura.
Ayudada por el palito, bañamos la bolita de micuit en función de la cantidad de cobertura que queramos o, incluso el acabado que queramos dar al chupachup: con una pequeña puntita, metiendo en línea recta; con una trama horizontal si, al bañar, giramos el bombón sobre sí mismo... Ha de ser una operación rápida y suave, evitando hacer un efecto cuchara que resultaría en un exceso de chocolate.
Después bañar cada pieza, espolvoreamos con la sal de flores, que podría ser también Maldon, Sal con chili...
En épocas de calor conviene meter en la nevera enseguida y con sacarlo unos 15 minutos antes de comer bastaría para que se templen.



4 comentarios:

  1. OH MY GOD!...la boca se me hace agua....
    nos quieres matar!!!...jajjjjajjajajaj

    artistaaaaaa!!!!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta. ¿Dónde has conseguido la sal de flores de Ibiza? Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola Linda,

    yo la compré en una tienda de productos baleares en Mallorca, pero he visto que en muchas webs de delicatessen la venden on line.

    Además, en la página de la marca http://www.saldeibiza.co/es/products_granitos.html tiene un localizador de comercios donde encontrarla.

    Saludos,

    Lydia

    ResponderEliminar
  4. Impressionant combinació!!! Va ser la sorpresa d'entrant del dinar de Reis, vam sorprendre tota la família!
    I perfecte la solució de l'arrós per a la presentació (vam poder aprofitar un paquet d'arrós que ens havia caducat...)
    Anna i Eloi

    ResponderEliminar

¡Gracias por visitar Un hervor!