domingo, 20 de febrero de 2011

Fabes con almejes

Pin It




Hace unos días, hablé de unas fabes con almejes que probé en Gijón que han quedado grabadas en mi memoria. Como, por ahora, no tengo la oportunidad de regresar a Gijón, decidí probar a hacerlas en casa y, la verdad, resultó ser un plato muy fácil y gustoso. ¡No quedó ni una judía!
Y si no teneis almejas frescas a mano, probad a hacer el plato en su versión exprés, ¿quién no tiene a mano una lata de almejas chilenas o zamburiñas en la despensa?


Para 2 personas

1 bote de judías de granja (escurridas 400 gr)
250 gr de almejas
1 cebolla grande
1 tomate
4 ajos
Azafrán
Unas ramitas de perejil
Aceite de oliva
Sal

En primer lugar, unas horas antes de cocinar, metemos las almejas en un escurridor y este, a su vez, en un lebrillo con agua y un puñado de sal y las dejamos para que purguen la arena. En teoría podría bastar con media hora, pero más vale curarse en salud, que tener que tirar el plato.
Una vez pelada, cortar y picar menudo la cebolla. Ponerla a sofreir con una pizca de sal en una sartén con un chorrito de aceite. Pelar el tomate y trocearlo, añadirlo a la sartén, una vez la cebolla esté pochada (cuando esté transparente, a punto de empezar a ponerse morenita). Ir removiendo a menudo (unos 10 minutos).
Poner una cazuela a fuego moderado con un chorrito de aceite. Pelamos dos ajos y los ponemos en la cazuela, cuando empiecen a dorarse, agregamos las judías con su juguito.
Cuando el sofrito esté listo, lo pasamos por la batidora de brazo –o por el pasapuré- hasta que quede como una crema y lo añadimos a las judías.
Sacamos las almejas del lebrillo y las enjuagamos bien. A continuación las haremos al vapor, introduciéndolas en una cazuela tapada y a fuego vivo. Es un proceso muy corto, en principio se abren en seguida, así que en cuanto veamos que sale vapor de la olla, apagamos y destapamos. Comprobamos si se han abierto todas las almejas –la que no se haya abierto la descartamos- y las reservamos. Pasamos por un colador fino el jugo que han segregado las almejas y lo agregamos a las judías.
Majamos los dos ajos que nos quedan con una pizca de sal. Cuando están bien machacados añadimos el azafrán y más tarde el perejil y seguimos machacando hasta que quede hecho una pasta, que añadiremos a las judías. Removemos para que se mezcle bien. Probamos, corregimos de sal y lo dejamos 10 minutos a fuego moderado.
Pasado este tiempo , añadimos las almejas y le damos un hervor de 5 minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por visitar Un hervor!