martes, 22 de febrero de 2011

Bizcocho de guacamole con ají y mejillones

Pin It



Ya han pasado varios años desde que, en un documental de televisión sobre El Bulli, explicaban cómo hacer un bizcocho de sésamo en 40 segundos en el microondas ¡y en un vaso baratero desechable plástico! Ahora está más que superado y han aparecido numerosas variantes.

Aunque estaba en mi lista de futuribles, nunca llegué a hacerlo. Ayer me fui a dormir con una sola cosa en la cabeza: bizcocho de guacamole. No encuentro el motivo, la razón por la cual hoy he desayunado pensando con qué podía acompañar ese guacamole sólido ¡Ají! Me encanta el ají de cilantro que prepara mi amiga Ana -venezolana afincada en Barcelona- para acompañar las arepas.
Aquí os dejo el resultado, una combinación dulce-salado-picante y muy ligera, ideal para tomar de aperitivo.

Para 4 unidades

4 Mejillones al vapor

El bizcocho de guacamole:
120 gr de aguacate bien maduro
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de zumo de limón
4 gotas de salsa Valentina (para los amantes del picante, mejor doblar la dosis)
1 huevo
80 gr de azúcar
80 gr de harina de garbanzos
Una pizca de sal

Pasamos por la batidora la pulpa del aguacate. Cuando tenemos una crema, añadimos la harina de garbanzos, el azúcar, la pizca de sal, el zumo de limón, la salsa valentina, las dos cucharas de aceite y el huevo y le damos una segunda pasada por la batidora hasta que quede una mezcla homogénea. Colamos con un colador de malla muy fina y metemos en el sifón. Colocamos 2 cargas con el sifón boca abajo y agitamos bien.
Cogemos 2 vasos de plástico y les practicamos tres incisiones de unos 3 cm a ras de la base. Llenamos con la mezcla del sifón unos hasta llegar a unos 3 centímetros.
Los metemos en el microondas unos 40 segundos a máxima potencia. Los sacamos y dejamos enfriar. Si los preparamos con antelación se conservarán óptimamente si los metemos en un recipiente hermético o tapado con papel film.

El ají:
1 cebolleta pequeña
1 tomate pequeño
3 ramas de cilantro
½ lima
1 cucharadita de aceite de oliva virgen
Sal

Partir la cebolleta a lo largo en dos y picar menuda. Pelar el tomate (yo encuentro más fácil partirlo en cuatro gajos y, con la piel sobre la tabla, deslizar el cuchillo a ras de la carne que escaldarlo) y picarlo fino. Seleccionar las hojas de las ramitas de cilantro y, una vez lavadas, picarlas también bien pequeñitas. Ponerlo todo en un bol y aliñar con el aceite, el zumo de la lima y una pizca de sal. Mezclarlo bien.

El conjunto:

Desmoldamos los dos bizcochos y, con las mismas manos, los dividimos en dos partes que así serán irregulares. En cada porción colocamos un mejillón (templado queda ideal) y un poco del ají.
Debemos tener en cuenta que es un aperitivo que ha de montarse en el último momento, si no el bizcocho se humedecería.

5 comentarios:

  1. Sorpresa, veo que utilizas el micro para algo más que calentar el colacao y las sobras

    ResponderEliminar
  2. Tiene uy buena pinta, cada vez que vengo a visitrate me sorprendes muy gratamente.

    Por aqui seguiré.

    Muas!

    ResponderEliminar
  3. Hola Lidya.
    Buscaba la palabra guacamole en Google y me has salido tu.
    Me ha encantado esta tapa.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Gracias a las dos. Viniendo de dos bloggeras consolidadas como vosotras ¡es todo un halago!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Estoy echándole un ojo a tu blog..dejo el comentario aquí, pero podría haber sido cualquier entrada, aunque los aperitivos son mi pasión.

    Me gusta todo!

    Enhorabuena por las recetas..son buenísimas.

    Gracias por enseñarlas.

    ResponderEliminar

¡Gracias por visitar Un hervor!