domingo, 23 de enero de 2011

Mini cupcakes de zanahoria y arándanos rojos

Pin It



Ayer maté dos pájaros de un tiro, estrenar el Decopen que me trajeron los Reyes y hacer, por fin, un pastel de zanahoria. El resultado fueron estos minicupcakes de zanahoria y arándanos rojos -normalmente suelen llevar pasas- cubiertos con un glaseado de mantequilla muy sencillo, a la vez que gustoso que he utilizado también para la decoración.

A la vista está que necesito practicar un poco más con el Decopen, pero es cierto que lo encuentro más manejable que la manga pastelera a la hora de hacer detalles.
¡Ideal para una tarde de frío polar con un té bien caliente!

Los cupcakes

1 taza de harina
1 cuchara de café colmada de levadura
¼ de cuchara de café de sal
1 cuchara de café de canela
2 huevos
½ taza de azúcar
½ taza de aceite de oliva
2 tazas de zanahoria rallada
¼ de taza de nueces picadas
½ taza de arándanos rojos deshidratados picados

En primer lugar, encendemos el horno a 180º.Y empezamos con la masa: mezclar en un lebrillo la harina, la levadura, la canela y la sal. En otro poner los huevos con el azúcar y el aceite y batir hasta formar una crema. A continuación ir añadiendo poco a poco la mezcla de la harina mientras removemos con una espátula. Veremos que coge bastante consistencia, por lo que dudaremos si nos hemos quedado cortos en líquido, pero no. Por último añadimos la zanahoria, las nueces y los arándanos y mezclamos bien.
Ayudados por dos cucharas vertemos la mezcla en los moldes (llenar hasta arriba, sin miedo) y horneamos durante unos 20 minutos o hasta que al pinchar en el centro el pincho salga limpio (mi horno es eléctrico y no tiene mucha potencia, así que ha tomado unos 30 minutos) A mí me salieron 18 unidades mini.

El glaseado

100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
175 gr. de azúcar glas
2 cucharas soperas de leche templada
½ cuchara de café de vainilla en polvo
Colorante alimentario

Batimos la mantequilla, mejor con las varillas eléctricas, hasta que queda una crema en la que se dibujen las varillas. Entonces vamos añadiendo poco a poco el azúcar, la vainilla y la leche.

Primero he cubierto todos los cupcakes con el glaseado clásico blanco. Con lo que ha sobrado he hecho dos partes pensando en dibujar unas zanahorias en naranja y verde.

Para conseguir los colores, he utilizado la tabla que he encontrado en un pack de tres colores básicos –azul, amarillo y rojo- que encontramos en cualquier supermercado, solo que he doblado la cantidad para conseguir tonos más fuertes.

5 comentarios:

  1. Yo nunca he hecho cupcakes, ni pasel de zanahoria, es una de mis pendientes, la receta me la guardo para cuando me venga la inspiración...

    De paso aprovecho para decirte que vamos a incluir tu bloc si te parece bien en un listado de blocs catalanes, ya sean en catalan o castellano, en un proyecto nuevo que estara orientado a promocionar la gastronomia catalana y los blocs catalanes intentando dar a conocer todo el trabajo que haceis.

    En este nuevo poryecto podra participar todo aquel que lo desee, ya sea enviandonos un menú (con recetas que ya tengais publicadas) y unas palabras explicando vuestro bloc, nosotras lo publicaremos con un enlace al bloc en cuestión, tambien podreis proponer libros de cocina, restaurantes, el mercado de vuestra localidad o qualquier cosa que creias interesante.

    Te paso el enlace del bloc por si quieres hecharle un vistazo, lo abriremos el viernes que viene.

    Mañana por la mañana incluiré tu bloc en el listado...

    www.gastropuntcat.blogspot.com

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias, Petita Cuina!
    la verdad es que suelo trastear por tu blog y ya vi el post introductorio y me parece una idea genial.

    Saludos y... ¡suerte!

    ResponderEliminar
  3. Pues te aseguro que están más buenos cuando los pruebas, ya que cuando das con un trocito de arándano te vine un flash ácido bastante peculiar.

    ResponderEliminar

¡Gracias por visitar Un hervor!